contador

jueves, 19 de enero de 2017

Los mediocres arrogantes

Los mediocres arrogantes.

El macho Alfa.

La valía es una herencia española. La competencia entre varones es el "yo valgo más que tú", propio de la formación de la masculinidad en las sociedades machistas. De allí proviene el si Giordano lo puede hacer, cualquiera lo puede hacer. Es una bravata fanfarrona del Gordo. Parte de la cultura de desdeñar al otro, sólo porque se le considera adversario. La cultura de los machos alfa empujandose por territorio. El gordo se siente la "Leyenda callejera" de Guadalajara. Minimizar al adversario, al rival es un acto de machismo y es evidente que el conservadurimo y la mediocridad del gordo lo requiere porque en el fondo sabe de su inferioridad en todo terreno.

La soledad del "solo". 

Una de las primeras cosas que aprendí estudiando violencia y acoso, es la frasecita de "estás solo", se la he escuchado a más de un acosador. Es un golpe cuya intención es erosionar a su blanco, hacerlo sentir mal, proclamando el ostraciosmo social de su vícitma. En el terreno de la psicología es lo que se denomina desconfirmación, es decir públicamente te descalifico y declaro que no sirves, que no vales. Lo hago calculando que probablemente si estás solo y que tienes tal inmadurez que te dolerá. Una persona que estudia violencia, está en cierta medida blindada contra este tipo de recursos.

Como vemos los doctores.

En el mundo profesional se escucha en ocasiones la frase de descalificación a las personas que se han titulado en una profesión diciendo que los títulos no sirven y esa frase se pretende cimentar en que la experiencia y la inteligencia no son innatas y que suelen ser superiores al que estudia en la universidad. es el sentido de la frase "Quod natura non dat, Salmantica non præstat" Que se traduce más o menos como lo que la naturaleza no da, Salamanca (Universidad) no lo puede dar".

Cierto en algunos casos, la universidad no te otorga la inteligencia, pero quién en términos generales no puede con la universidad tampoco es inteligente. Y este argumento proviene en muchos casos del hombre medio, que se justifica diciendo que es más inteligente que los que tienen universidad. Dios los hace y ellos se juntan. La descalificación a los profesionales la realizan el gordo, el rosca, o el verdadero Quod natura non dat, Salmantica non præstat que se aplicaría al Lobo, que a pesar de tener universidad, no pudo desarrollarse en su propia profesión, la odontología.

Los doctorados son un tercer nivel de especialidad. Si los masters tienen mayor profundidad que los licenciados, los doctores son el ápice de de la pirámide. El lobo y el Rosca se la pasan parafraseando las frases de Bertrand Russell sobre la tetera o las frases de Richard Dawkins. Refieren a Stephen Hawking como un ícono, el problema es que son vícitmas del mercado, la futilidad del hombre común que suele verse atrañido por las grandes figuras.

Entre Russsell, Dawkins o Hawkin, lo que media es el ejercicio del pensamiento y la ciencia. Entre doctores, lo que rifa es el procedimiento científico y la argumentación, allí es donde se cifra el respeto y la estatura. Russell no es simplemente un hombre de éxito, sus aportaciones siempre a revisión estan contenidos en conceptos. Para entender a Russell es necesario saber de ciencia pero sobre todo la liga que tiene la ciencia con la filosofía analítica. Así como Dawkins ganó respeto en el terreno de la etología y la evolución dentro de la biología, Hawkin se tiene que entender en los procedimientos complejos de la matemática aplicada a la física molecular y astronómica.

¿Cómo mirará un científico como estos al Gordo? O los ¿berrinches de la "superioridad" moral del Rosca? De la misma manera como cualquier persona con un nivel mayor de cultura los lee. Con humor y como una pérdida de tiempo. El ateísmo de personas como Lobo, o el Rosca son también una caricatura.

Si eres incapaz de entender que un embrión humano no es un ser humano, es porque eres incapaz de entender la naturaleza y la biología. Aquí tenemos un punto de confrontación entre la ciencia y la religión, una discusión esencial. Al menos Lobo se desmarca de la propia posición del Rosca, que no puede desarmar la visión creacionista de "la vida desde la concepción". Pero dudo que pueda entender algo más.

El gordo ni siquiera sabe a lo que me dedico. Me divierten sus hombres de paja. No podrá entender más porque ni siquiera tiene una disciplina básica, la lectura. ¿Cómo veo al gordo? Como lo que es, una pérdida de tiempo, en mi caso perder el tiempo es relajante y divertido.

No me culpes.

Entré hace algunos años a Tapatíos, para reflexionar conjuntamente y proponer un cambio para el país. La emergencia no es menor, estamos viendo las consecuencias. Encontré ciertamente amigos cibernéticos como Juan, Morochita, Tapatío Noble y a Silueta. Cada uno de ellos tiene virtudes con todo y que son una diversidad de pensamientos y posturas. Salvo Juan y Tapatío (de manera esporádica), los demás ya salimos de ese foro y creo que no existe ánimo de regresar. Mi amiga Silueta tuvo un encontronazo con Frida y es claro de qué lado esta Salvador, el administrador del sitio.

Ese foro no da más. Antes por lo menos me divertía. La mediocridad allí tocó fondo y se persiste en los viejos comederos de usar varias cuentas por un solo usuario y los demás haciendo como que eso no pasa y lo digo así porque si en realidad se tragan las máscaras del gordo, serían unos auténticos imbéciles.

Adios a las armas.

Aunque me he divertido de lo lindo, todo tiene un final. En efecto, ni Juan, ni Silueta, ni Morochita parece interesados ya en Plática Abierta. Entiendo perfectamente su hastío. Yo tengo otras cosas que hacer, otros asuntos que atender. Cuando le atoro a algo lo hago con compromiso, esto pasó estos años, donde se intentó una discusión en el nivel que tienen allá. Pero todo ciclo se cierra, las cosas llegan a su fin y ese foro no es la excepción. Con un Luigi derrotado y reducido a escombros, con un gordo que no da para atrás ni para adelante, la huella que dejamos en ese foro ha sido profunda y signmificativa. Pero esto se acabó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario