Ir al contenido principal

CENA DE NAVIDAD

CENA DE NAVIDAD

La navidad es una fiesta que pertenece a occidente, para los creyentes es la natividad de Jesucristo para los no creyentes en una celebración familiar importante, porque se reúne la familia y se come juntos con celebración una vez al año.

Lo que se come, la forma de celebrarlo varía de familia a familia, de lugar en lugar, de entorno y contexto cultural. Eso lo podemos cosntatar en nuestro propio país, México.

La cena en mi casa proviene y se estructura desde la familia paterna, mi abuelo fue embajador y la navidad fue una fiesta especial influída sobre todo por su permanencia en el extranjero y por la estancia de esta familia en Nueva York a finales de los años 30. Mis familiares maternos la celebrarban más a la mexicana, con romeritos, pierna, tamales. En la casa grande paterna no podía faltar el Pavo cocinado de muchas maneras, los ravioles, el bacalao que se servía al lado de chocolates y otros confites. Algo que aprendí es a poner la mesa, el orden de los cubiertos, las copas, su uso, la manera de abrir los vinos, el adorno que debe ir en la mesa para que sea espectacularmente agradable.

Para esa noche todos en la casa se ponían sus mejores galas, cuando no estrenaban la ropa que se había guardado para esa ocasión. Vinos blancos y rojos en la mesa, refresco y agua para los que no quisieran vino. Uno terminaba inmensamente lleno para al final degustar los turrones.

Era el momento de abrir los regalos, que se concentraban en torno a la figura de mi padre quién tomaba al azar y leí la tarjeta pegada en la envoltura, "De fulano, para perengano" , el obsquiado se apresuraba para abrirlo y todos observaban lo que le habían regalado y su sonrisa de emoción y satisfacción. Así se abría uno a uno hasta que en la mesa no quedaba ninguno.

Al final, pasabamos del comedor a la sala y todos, de acuerdo a su edad y afinidades nos reuníamos en torno a la chimenea que estaba prendida desde el inicio de la celebración, con sus regalos. Juguetes, prendas de vestir, pequeños objetos personales, libros, los libros nunca faltaban.

La conversación, se prolongaba hasta altas horas de la nocho y cuando se sentía cansancio, aquellos que vivían fuera partían, quedando sólo los de la casa. Recogiamos la mesa, los platos, ayudabamos a lavarlos y finalmente con toda la emoción ibamos a dormir, para despertar muy tarde al día siguiente.

Con los años he sido invitado a otras celebraciones. Hay quiénes no le dan tanta importancia a la cena, tamales, atole, romeritos y al final terminan en un baile con música a todo volumen. He aprendido a adaptarme a festividades menos solemnes y a respetar las concepciones de lo que cada quién cree debe ser la fiesta. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Los diálogos de albañiles, el nivel del forucho Debates de Tapatíos.com

Los diálogos de albañiles, el nivel del forucho Debates de Tapatíos.comLa generación sin historia. La generación que nació entre 1975 y 1985 fue víctima de la desaparición de la Historia de México en la curricula escolar, primero a la generación anterior se la convirtieron en Ciencias Sociales y posteriormente caundo llegaron al bachillerato ni siquiera entendían el tiempo histórico y mucho menos los contextos. Para cuando se restauró la Historia como asignatura en la media básica y en la primaria, esta generación había pasado en blanco, con un analfabetismo histórico funcional.
Por eso, una de las tantas máscaras del gordo se hace el gracioso y llega a la carga con un rebuzno enorme, sobre Miguel Hidalgo y Costilla: Se dice que él sólo fue el mensajero luchón 
 La independencia se decretó desde el viejo continente con Napoleón De manera muy inteligente nuesto amigo Juan gdl2 le responde:

Hay que recordar la realidad de lo que pasó en esas fechas, la constitución de Cádiz, los Bonaparte…

Lo perjudicial de las creencias

Lo perjudicial de las creenciasLa Nueva constitución de la Ciudad de México le da derecho de los animales y no le da derecho a los seres humanos en el vientre de su mamá.[Juan José/Juanjo]Guadalajara tiende a ser una Ciudad cosmopolita, como Nueva York, San Francisco o la Ciudad de México. Su problema es la existencia de personajes como Juan José, estechitos, provincianitos y llenos de supercherías rebasadas por la ciencia.

La horizontalidad del diálogo entre los habitantes de la perla Tapatía y los capitalinos, debe partir de una cultura básica en ciencia y también en conocimientos. También de una profunda cultura de defensa de los derechos de la mujer y sus propios derechos humanos.

No señor Juan José detener el embarazo antes de de la formación de un feto, antes de los 16 meses, cuando la ley lo prevea a los 12 meses no es acabar con el "...derecho de los seres humanos en el vientre de la Mamá". Sencillamente porque a los 12 meses tenemos un embrión sin un cerebro activado …

Dr. Alfredo Jaliffe habla de Donald Trump comentarios inteligentes